La vida implica en muchas ocasiones enfrentarnos a situaciones por las que nos sentimos superados, en esos momentos, la incertidumbre y la falta de recursos adecuados para resolverlas nos vuelven vulnerables, nos sentimos entonces indefensos y la ansiedad es la marca de esa indefensión.
¿Qué es lo que hace que en ocasiones la ansiedad aparezca sin una causa aparente que la precipite? ¿Como abordarla cuando ya no nos permite comer ni dormir ni trabajar? ¿hay alguna opción a la ingesta cada vez más generalizada y alarmante de ansiolíticos?

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted