Las fobias, que pueden llegar a ser incapacitantes, se distinguen de los ataques de pánico, en que estos son imprevisibles, mientras que las fobias están siempre en relación a un "objeto" que las produce, ya sea un animal, una situación determinada (espacios cerrados o abiertos, miedo social...).
La fobia es el resultado del trabajo psíquico del sujeto realizado para  dar un marco a su angustia, que aparece desbordada en el ataque de pánico.
El abordaje psicoanalítico de la fobia permite conocer la causa de la angustia y por lo tanto no solo consigue liberar a la persona de su "miedo", sino también mejorar el manejo de las situaciones de estrés a las que pueda enfrentarse.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted